ISIS ha ofrecido un millón de dólares a cualquiera que le traiga la cabeza de esta chica danesa

ISIS ha ofrecido un millón de dólares a cualquiera que le traiga la cabeza de esta chica danesa

Como siempre, usando como medio las redes sociales, y a la vez haciendo un llamado de atención a sus simpatizantes en Europa el conocido grupo terrorista ISIS o Estado Islámico ha ofrecido un millón de dólares a quien asesine a esta estudiante Iraní-kurda con nacionalidad danesa. Su nombre es Joanna Palani.

 

Pero ¿Quién es ella y por qué un grupo tan abominable como ISIS ha ofrecido ese dinero por su muerte? Pues es complicado. Palani tiene apenas 23 años de edad y ya ha ejecutado a más de 100 adeptos a ISIS algo que este grupo terrorista no está dispuesto a olvidar.

En la actualidad esta joven es estudiante de política y de filosofía en la capitán danesa y se está enfrentando a la vez a un juicio en la ciudad de Copenhague por haberse integrado a un grupo armado en el extranjero, recibiendo tal vez una pena de 6 meses en prisión.

En 2015 fue detenida y su pasaporte retirado después de que pasó un año fuera del país combatiendo con los peshmerga que son las fuerzas armadas de Gobierno Regional de Kurdistán y en la Unidades de Protección Popular que respaldan a los pueblos kurdos.

Pero Palani siempre ha vivido entre armas. Ella nació en un campamento de refugiados de la ONU en Ramadi después de que tanto ella como su familia huyeran durante la guerra del Golfo desatada entre 1990 y 1991.

Ya a los 9 años de edad sabía cómo disparar un arma de fuego y cuando era solo una adolescente salió de Copenhague y se dirigió a Siria.

Mediante su cuenta de Facebook dejó un mensaje inspirada que decía: “Voy a luchar por los derechos de las mujeres, por la democracia y sobre todo por los valores europeos que he aprendido como una chica danesa.”

Allá se unió al levantamiento en contra del gobierno sirio de Assad después de la Primavera Árabe y después en contra de ISIS cuando lucho contra ellos en Kobane. Ayudó también a liberar a las niñas yazidi que eran encarceladas y convertidas en esclavas mientras luchaban junto al peshmerga en Irak.

Pero sus actividades llamaron finamente la atención del gobierno danés quien le prohibió la salida del país a Qatar, sin embargo ella desobedeció la orden y tuvo que pasar tres semanas en una cárcel danesa.

Ahora ésta joven cree que es vista como terrorista en su propio país y vive escondida haciendo cambios de ubicación con frecuencia por miedo a las represalias.

“Lamento haber roto la ley pero no tuve opción. Por quienes arriesgué la vida ahora me quitan la libertad. No esperaba tener que perderlo todo por nuestra libertad y seguridad.”

Comentarios